Dirección creativa y diseño de la revista cultural Matador

Matador es la revista cultural más importante de España. Nació en 1995 como un objeto de arte, una exquisita pieza de coleccionista. Matador es calidad, contenido y diseño. Desde el volumen K y hasta el S, Pablo Rubio, director creativo de Erretres, ha ejercido de director de arte de la revista, cuyo diseño al completo ha sido realizado por el equipo del estudio.

Matador L Tiempo

Matador L está dedicada al tiempo, un tema que ha sido una constante para el hombre desde el comienzo de su existencia y, por supuesto, para la cultura contemporánea. En este número, el concepto de tiempo es analizado por numerosos expertos de diversos campos: desde Nicholas Nixon, que comparte el paso imperceptible del tiempo en su serie Las hermanas Brown, hasta Bleda y Rosa, Félix Curto, David Foster Wallace o Slavoj Žižek.

Matador L fue diseñada con la tipografía Walbaum, creada a principios del siglo XIX por Erich Walbaum. En esa época, no había una relación directa entre el diseño tipográfico y su aplicación impresa, de manera que la Walbaum no apareció en papel hasta el siglo XXI, una afortunada coincidencia en el espacio – tiempo para el tema de la revista.

Matador M Barcelona

Barcelona es la musa del volumen M de Matador. La ciudad mediterránea despliega todos sus encantos en las páginas de esta revista. Destacados escritores y artistas catalanes, u otros que han hecho de Barcelona su hogar de adopción, dibujan una visión multidisciplinar de la ciudad.

Los textos de este volumen están compuestos usando la tipografía Clarendon. El azul turquesa, símbolo del mar Mediterráneo, baña las páginas de la revista. En los contenidos destaca una infografía desplegable, a modo de cartografía humana de las personas más importantes para la ciudad, en la que aparecen representadas las principales ramas del conocimiento y el tiempo que cada una de esas personas ha pasado en Barcelona.

Matador Ñ Ferran Adrià

El tema central de este número de la revista es Ferran Adrià, considerado durante muchos años el mejor chef del mundo. El volumen se publicó después de dos años de intenso trabajo junto a Ferran Adrià y su equipo, justo en el momento en el que el chef disfrutaba de un periodo de reflexión después de cerrar su restaurante ElBulli. Matador Ñ incluye documentos inéditos del proceso de trabajo de Adrià. Eminentes personalidades de diferentes campos como el arte, la música, el diseño, la ciencia, la arquitectura, etc., crean un retrato multifacético del gran chef: Johan Cruyff, Antoni Miralda, Bigas Luna, Hannah Collins, Vicente Todolí…

Para el diseño de las páginas se eligió un color fluo para los destacados, titulares y dobles páginas, superpuesto al cuerpo de texto intentando transmitir la innovación que supuso Adrià en el sector culinario trasladada al diseño. En este número se empleó la tipografía Garamond, francesa, dado que el espíritu francés está siempre presente en la cocina internacional.

Matador Ñ para iPad

Por primera vez, se desarrolló una versión para iPad de la revista, facilitando a los usuarios el acceso a una variedad increíble de experiencias y contenidos a través de sus dispositivos. En su versión digital, la revista incluye contenidos especiales, como vídeos, animaciones, mayor número de imágenes y elementos interactivos, etc.

Matador Extra Clubs

Coincidiendo con la inauguración del Club Matador en Madrid, un lugar de encuentro de profesionales ligados a la cultura con sede en un espacio extraordinario, La Fábrica encargó a Erretres la dirección de arte, diseño y maquetación de este número extra de la revista Matador, dedicado al mundo de los clubs privados.

En sus páginas, Matador abre las puertas de algunos de los clubs privados más peculiares del mundo, haciendo un repaso visual y literario de sus características, miembros, normas, etc. En el diseño de los interiores se trató de recrear la elegancia y distinción de los clubes ingleses. De hecho, la tipografía elegida para los textos es la Modern (ITC Modern para titulares y Scoth Modern para el cuerpo de texto), que tuvo gran predicamento durante la época victoriana, cuando todo caballero inglés refinado debía pertenecer a un club privado.

Matador R Botánica

El volumen R de Matador de adentra en el mundo de la Botánica: flores, árboles y verduras inundan este número, que recopila reproducciones inéditas de la expedición de Ruiz y Pavón a América, textos y fotografías de creadores clásicos, como las imágenes tomadas por Paul Strand en su jardín o las flores de Imogen Cunningham, o documentos bellísimos como la paleta de colores del siglo XVIII de Tadeo Haenke.

La tipografía Baskerville empleada en los textos refleja el ideal de perfección, sencillez y refinamiento de John Baskerville, su creador y prototipo del ilustrado del siglo XVIII, periodo caracterizado por el florecimiento de las ciencias y, en particular, de la Botánica. Otros recursos gráficos, como la línea que enmarca los textos literarios, están inspirados por los diseños de este maestro de la tipografía y la impresión.

Matador R para iPad

La versión para iPad del volumen R de la revista Matador, dedicada a la Botánica, propone un apasionante viaje digital en el tiempo y el espacio por el mundo de la flora, desde las primeras expediciones botánicas del siglo XVIII al Nuevo Mundo hasta las interpretaciones realizadas por creadores contemporáneos (Helen Schmitz, Stephen Gill, Rodney Graham…), pasando por clásicos como Arcimboldo, Tadeo Haenke o Linneo.

La app supone una nueva forma de disfrutar de la revista, incluye material visual adicional al publicado en papel y permite ampliar en detalle las imágenes.

Matador Extra Olímpico

Con motivo de las Juegos Olímpicos de Río 2016, la revista Matador ha publicado un número especial dedicado a las Olimpiadas de la edad moderna. Héroes del deporte, ciudades sede, arquitectura olímpica, mascotas, récords, etc. son los protagonistas de este volumen.

La maqueta de los interiores está inspirada en las calles de la pista de atletismo. La tipografía seleccionada para este volumen es la Avenir, porque las contraformas curvas de sus números recuerdan a la esfericidad de los aros olímpicos y, a pesar de su geometrismo, es una tipografía orgánica y humanista, que recuerda la naturaleza humana de los atletas a pesar de su logros extraordinarios. La cubierta rinde homenaje al metal de la medalla del vencedor (el oro) y hace un guiño al cronómetro, presente en la mayoría de las pruebas olímpicas.

Proyectos Similares

IHP

Quantum