Brief

El cliente, Micky Irisarri, llegó a Erretres con la fuerte convicción que otorga la visión clara de un proyecto y una debilidad contagiosa por los productos en conserva.

Su apuesta consistía en una propuesta gastronómica que pretende posicionar los productos en conserva como una opción saludable, sencilla y, sobre todo, extremadamente apetecible. Los únicos ingredientes necesarios son los mejores productos sobre la faz de la tierra, el respeto máximo en su elaboración y la mínima acción de la mano del hombre en su presentación (todo se prepara sin el uso de los fogones).

La dimensión del proyecto fue de 360 grados, ya que comprendía desde el ejercicio de naming hasta el desarrollo de la identidad visual o la sistematización del etiquetado y la puesta en escena final en el espacio

Objectivo
“Queremos ser una ‘neo-taberna’, una delicatessen-store donde reiniciar las papilas gustativas con un sabor puro y directo.”

Naming

El ejercicio de naming ambicionaba la consecución de 3 pilares básicos para el proyecto: producto, ironía e impacto, y debía reforzar la idea del producto desnudo, sin artificio.

Tras largas sesiones, “Nudista” se convirtió en el nombre escogido por cumplir los objetivos e inspirar nuevos horizontes para la marca.

Concepto

Para desarrollar el concepto de marca se investigó la imagen del desnudo en la historia del arte y la mitología clásica.

El arte renacentista fue la base imaginaria de la que partir, porque trata el desnudo desde la pureza de las formas, ausente de pecado y, sobre todo, ligado a la liberación de los placeres. En El nacimiento de Venus, de Botticelli (quien, curiosamente, tuvo una taberna), el desnudo es algo engendrado por el mar, la luz y la tierra. Es el paraíso.

La perfecta tensión que existe entre esos dos mundos, el ideal canónico y el arte popular, en la serie «Gazing Ball» de Jeff Koons sirvió de inspiración para visualizar la nueva marca.

La idea de canon de belleza, la sección áurea, es vital para este proyecto, sin olvidar que toda esa belleza clásica se encuentra detenida en el tiempo, en el interior de una lata, un elemento que contrasta absolutamente con todo lo anterior. Una lata es un objeto mundano, industrial, frío y, sobre todo, popular.

Enfoque de marca
«Érase una diosa a una lata pegada»

Identidad visual

Una vez enfocada la energía de la marca, el concepto se vistió con distintos elementos gráficos que conformaban un lenguaje visual único.

Para la identidad, se eligió una familia tipográfica pura, vinculada tradicionalmente con el sector del lujo, pero que en este caso se asoció a los valores del novedoso producto dándole un ligero toque renacentista y popular con una forma ovalada que recuerda a partes iguales a las esquinas de una lata o al comienzo de la espiral de la sección áurea.

La tipografía se acompaña de un símbolo muy popular para la sociedad española: los dos rombos, que hace unas décadas avisaban en la televisión de que el contenido que iba a visualizarse no era recomendado para menores y gente de fácil rubor. (El cliente, por cierto, también se dedica al sector audiovisual).

Sistema Gráfico

El uso de mensajes ambiguos (“Yes!”, “Oh!, “Uhm…”), una familia tipográfica sinuosa, una colorterapia saturada y energética, un sistema de símbolos ricos e irónicos, un imaginario constructivo de marcos y un lenguaje de marca cercano al arte conforman distintos lenguajes visuales que hacen muy rica la comunicación de la nueva marca.

Ilustración

Para potenciar el valor de comunicación de la taberna, se diseñaron tres ilustraciones flat que unían dos imágenes en una misma, combinando así producto y nudismo con toda la energía cromática del arte pop.

Estas ilustraciones realizadas ad hoc para el proyecto buscaban diferenciar las tres categorías de conservas que se sirven en la taberna: pescado, marisco y verduras) y, por supuesto, seducir y divertir con su doble sentido.

Lenguaje Fotográfico

El producto aparece desnudo fuera de la conserva y en todo su esplendor, inundando de sabor un entorno vacío que termina rendido y mimetizado ante sus formas.

 
 
 

Puntos de Contacto

La proyección de la marca toma tierra en tres puntos de contacto fundamentales que afectan a la actividad del local: comunicación, servicio y packaging.

El sistema gráfico es solvente y rotundo en cualquier pieza de contacto de la marca. Todos los elementos básicos del local comunican muy directamente la filosofía de la marca, convirtiendo la pre-visita, visita y post-visita en una experiencia única y memorable para el público.

Puntos de contacto en el espacio

Merchandising

Labeling

Packaging

Uno de los grandes retos del proyecto era el desarrollo del packaging. Como barra delicatessen, Nudista ofrece la posibilidad de comprar las conservas que acabas de degustar en la sala. Se trata de un servicio comercial añadido, con productos de muy distintas tipologías y volúmenes, que hacían imposible el desarrollo de un sistema de estuchado simple.

Los productos provienen de las mejores denominaciones de origen españolas. La idea de las latas circulando de un lado a otro, pasando aduanas, controles de exportación, recibiendo sellos en sus pasaportes como esas antiguas maletas repletas de pegatinas de destinos… fue la clave para la resolución del problema.

El resultado gráfico es un sistema de etiquetado adhesivo que indica la descripción del producto, la D.O., el sello de calidad y mensajes “fuerza de marca”. Esto permite un mantenimiento ecológico y a la vez económico para el servicio, así como la libertad y personalización de los envases en función del producto.

Espacio

Dada la fuerte vinculación de la marca con el arte, se planteó el espacio como una galería de arte que potencia la presencia de los colores de los productos desnudos y la energía cromática de la marca: un cubo blanco en el que la selección y exposición de productos tan exquisitos parecen realizadas por un comisario artístico.

Elementos de taberna como el mármol y la madera contrastan en armonía con azulejos y paredes blancas, convirtiendo así el espacio en un lugar único y contemporáneo.

Proyectos relacinados

Pibank

IHP

Quantum