Briefing y objetivos

Rocacho es un nuevo asador situado en el distrito financiero de Madrid. Su calidad se basa en un excelente servicio y producto final. El encargo para Erretres consistió en construir una marca atemporal basada en una promesa central: una experiencia culinaria memorable en un espacio “urban rustic”.

Concepto

El concepto se desarrolló en torno al imaginario de las construcciones y herramientas primitivas. Desde la Antigüedad el fuego ha sido un elemento esencial para la humanidad, el asador sería entonces un espacio en el que celebrar rituales. A lo largo de la historia el hombre se ha reunido alrededor del fuego para celebrar victorias de guerra, tratados entre tribus, etc. Erretres desarrolló un concepto sólido que se alejaba de las tendencias y el “fast fashion”, llevando el asador a lo esencial con un toque moderno.

Naming

El naming es el centro alrededor del cual se construyó la experiencia de marca y la identidad visual. Se desarrolló un nombre que facilitase el posicionamiento, lo distintivo de la marca y pudiese generar impacto en el sector. Se optó por un naming castizo que funcionase a la perfección en el corto y largo plazo.

Rocacho es un neologismo que evoca la imagen de una gran roca, un pilar que transfiriese su naturaleza y valores a la experiencia del espacio.

LOGOTIPO

La construcción del logotipo se basa en la arquitectura prehistórica, el menir sienta las bases de la estética del logotipo. Se escogió la tipografía Antena, con un diseño humano, y se desplazaron sus líneas horizontales para crear una sensación de anclaje.

EL SÍMBOLO

El símbolo nace de la abstracción de la estructural cristalina de la roca y sus planos. El menir funciona como espacio sagrado alrededor del cual las culturas antiguas se reunían para celebrar momentos especiales, una analogía de la experiencia que ofrece Rocacho.

IDENTIDAD VISUAL

La identidad visual se basa en el nombre; la roca inspira una marca única y de culto. Es un elemento en bruto, anclado a la tierra pero que asciende al cielo, como la experiencia en el asador. Nuestras necesidades, instintos y sentidos nos elevan a dimensiones sublimes.

Diseño del espacio

Erretres trabajó con “Cuarto Interior” para crear el diseño de interiores. Se desarrolló un espacio sosegado y poderoso en el que el elemento icónico es el protagonista: la roca. Los materiales y detalles son pocos y cuidadosamente seleccionados por su calidad. La roca y las brasas en las que se cocina la carne transmite una fuerte carga simbólica y estética.

 

EXPERIENCIA GLOBAL

El negro, blanco y cobre crean una paleta cromática que evoca el símbolo (la roca), el humo y las brasas. El proceso culinario se hace central y construye la experiencia del cliente desde el principio. Inspirado en la belleza de la materia prima y el fuego, se desarrolló la dirección de arte del proyecto global para crear una experiencia que elevase a todo el que se expusiese a la altura de este disfrute culinario.